LA GRAPPA, el destilado italiano por excelencia

La grappa  se concibió como tal, alrededor del año 1.000 en la Escuela Salernitana (Salerno ciudad de Campania, Italia) donde se definieron reglas de su concentración alcohólica a través de la destilación y prescribiéndose para uso médico, garantizando un éxito sin precedencia.

A través de los siglos este destilado ha recorrido todos los escalones sociales, desde la cantimplora de los militares hasta los restaurantes y enotecas más prestigiadas del mundo.

A pesar de que personaje históricos como Boccaccio o Dante la despreciaban por no ser una bebida noble y que los actores de opera lirica en el año 800 se negaban a nombrarla por miedo a la burla del público, hoy en día la Grappa es una bebida del gusto de la alta sociedad.

Fue en el 1997, el 12 de septiembre que se regula la producción de la grappa y destilados en Italia.

Su denominación se debe a aquellos requisitos que como tal tiene que presentar, como son materia prima obtenida de uvas producidas, vinificadas y destilada en Italia.

Es mediante el sistema de destilación que se obtiene la Grappa, solo exclusivamente con la piel de la uva (vinacce) fermentada y semi fermentada.

La destilación se hace por medio de un aparato llamado alambique ya sea de sistema continuo o descontinuo.

A través de este proceso surge una transformación del solido a vapor para terminar en líquido con una graduación alcohólica que puede llegar hasta los 86 C.

A este proceso le sigue la refrigeración, filtración, añejamiento en barrica de madera, la reducción del grado de alcohol y para terminar el embotellamiento.

Es importante mencionar que la grappa como tal tiene como mínimo una graduación alcohólica de 37.5 col. Alc.

Por una correcta degustación es oportunos recurrir algunos consejos para poder disfrutar la experiencia:

La primera fase es la visual, donde inclinamos la copa con grappa sobre una superficie blanca y así podemos apreciar su pureza, color y limpieza.

La grapa puede ser transparente o de color amarillo paja hasta un ámbar, dependiendo de su añejamiento en barrica de roble.

La segunda fase es acercarse la copa a la nariz donde se pueden descubrir un abanico de aromas como por ejemplo frutales, florales, vainilla, chocolate, madera, regaliz entre otros.

 La tercera la  gustativa donde es aconsejable tomar un pequeño sorbo en la boca y pasarlo muy lentamente.

La primera sensación que se advierte es la de calor por el alcohol, con el segundo sorbo es cuando se aprecia la magia de este destilado italiano.

Factor importante será’ la temperatura de servicio ni muy fría ni muy caliente, ideal entre los 9 y los 12 grados, para todas las grapas jóvenes (que no tocan madera) y las aromáticas

 ( derivadas de las uvas como Moscato, Traminer, Chardoanny por ejemplo).

Para las añejadas en madera la temperatura ideal es de 17 grados, antes la duda es mejor equivocarse por defecto, una grappa demasiados fría siempre se puede rescaldar con el calor de la mano.

Es ideal como digestivo, en el café dando vida al famoso café’ correcto, en la cockteleria y para elaboración de platillos.

Combina perfectamente con pasteles a base de fruta , vainilla, chocolate dependiendo su tipo de añejamiento, personalmente con unos chocolates es una verdadera experiencia.

 En Mexico varias son la disponibles sin duda algunas de mis favorita son la de mi amigo Poli, Moscato, Cleopatra o la de barrique solo para mencionar algunas

BUONA GRAPPA…..

Elaborado por Marco Valentini, EMBAJADOR DE LA GRAPPA EN MEXICO

Fuente: Tullio de Rosa, Roberto Castagner. «Tecnologia delle grappe e dei distillati d’uva. Edagricole. 1994

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡El recomendado del mes!




"Sotol Coyote" Incluye todas las presentaciones de sotol coyote que tenemos en la tienda.